“El mayor éxito de un concierto en la historia de San Fermín”

Sublime. Insuperable. Definitivo. Tres. Solo son tres palabras. Pero, podían ser treinta. Porque se agotan las calificaciones cuando se trata de glosar el concierto más importante de la historia musical de San Fermín de los Navarros. El acuerdo en torno a la trascendencia de esta epopeya musical  -para coro y orquesta- roza la unanimidad. Este milagro musical -y acepten ustedes que el cronista trata de utilizar la máxima objetividad- es de los que muy raramente se producen. De ahí la trascendencia de que este concierto se produjera en pleno estado de gracia de todos los intervinientes.

Este insólito prodigio tiene nombre: “Christus! El concierto”. Un título poco prometedor, susurraban algunos asistentes antes del comienzo del concierto, aunque en su fuero interno albergaban una mínima esperanza  Y así fue: Su esperanza se vio generosamente confirmada por una genial interpretación de las partituras lo que provocó que el director –Luis Mazorra Incera-, en su magistral actuación, ofreciera lo mejor de su saber y el acierto pleno del manejo del coro, de sus solistas y, por supuesto, de una orquesta permanentemente empastada que alcanzaba sus mejores registros.

No se trataba, evidentemente, de rozar los imposible, Con un programa pleno de grandes músicos, no parecía demasiado complicado por la gran calidad, sobe el papel, de los grandes maestros entre sus autores: Bruckner, Brahms, Reger, Grell, Bach, Puccini, Mozart  y, ya en la modernidad, Ennio Morricone, Andrea’s Oboe (“La Misión”) y Händel con su archiconocido ¡Aleluya!, del Messiah.

Y en el centro de todo el recital, un programa que ya resultaba ambicioso desde el papel impreso ya que afirmaba desde el programa de mano: un  repertorio que “conjuga arias de lucimiento solista, tanto de ópera como de cantatas bachianas, coros exultantes, reflexivos o laudatorios, una célebre obra para órgano barroco ibérico y, entre tanto, el oratorio Christus!, de Félix Mendelssohn, en una inédita versión completada y estrenada este mismo año.

Este oratorio había quedado incompleto, a la muerte del músico alemán. Y ha sido este año cuando el director, autor y profesor de Música Luis Mazorra Incera ha terminado este gran oratorio que ha sido estrenado con gran éxito en el corazón de centro Europa, con lo que ha dejado de ser una obra inacabada. En esta ocasión, Luis Mazorra presentó en San Fermín  de los Navarros esta obra ya completa, que raya a la altura de las mejores composiciones del siglo XIX, y que ha constituido, como no podía ser de otra manera un rotundo éxito profesional y personal, ratificado con una enorme ovación del público puesto en pie.

Desde estas líneas felicitamos al Coro Ecuménico Alemán y Friedenscamerata, y a su director, el profesor, compositor y musicólogo Luis Mazorra por este enésimo triunfo de su espléndida carrera, también como organista, de lo que dejó cumplida y generosa muestra en las piezas que interpretó en el órgano de San Fermín de los Navarros.