Misa funeral en San Fermín
con la asistencia de la Presidenta de la Comunidad madrileña

Este año, en la Real Congregación de San Fermín de los Navarros hemos afrontado unas condiciones muy especiales, como consecuencia de la “nueva normalidad” imperante tras el primer embate de COVID-19,  por lo que se redujeron muy sensiblemente los festejos y celebraciones que habitualmente conforman nuestros sanfermines madrileños, suspendidos en esta edición de 2020.

De esta forma, la Real Congregación de San Fermín de los Navarros, por decisión expresa -y compartida- de nuestro Viceprefecto, don Amalio de Marichalar  y Sáenz de Tejada, Conde de Ripalda, ha querido patentizar su más sentido y dolorido homenaje a cuantos han perdido la vida a consecuencia del coronavirus y su solidaridad con cuantos -supervivientes, familiares y allegados- se han visto golpeados por la terrible pandemia que nos azota. Descansen en paz quienes no pudieron acompañarnos por Como es sabido, este año afrontamos unas condiciones muy especiales, a consecuencia de la “nueva normalidad” imperante, por lo que hemos reducido muy sensiblemente los festejos y celebraciones que habitualmente conforman nuestros sanfermines madrileños, suspendidos en esta edición de 2020, como se comunicó en su momento.

De esta forma, la Real Congregación de San Fermín de los Navarros, por decisión expresa -y compartida- de nuestro Viceprefecto, don Amalio de Marichalar  y Sáenz de Tejada, Conde de Ripalda, quiere patentizar su más sentido y dolorido homenaje a cuantos han perdido la vida a consecuencia del coronavirus y su solidaridad con cuantos -supervivientes, familiares y allegados- se han visto golpeados por la pandemia que nos azota. Descansen en paz quienes no pudieron acompañarnos a causa de este terrible virus.

Los Sanfermines de luto en la RC

Este año, y con motivo de las especiales circunstancias de luto, sanitarias y sociales que atravesamos, y que hemos querido y debíamos respetar en señal de recuerdo y homenaje a cuantos nos han dejado estos meses de pandemia y a sus familiares, se hizo preciso modificar -hasta el límite de la suspensión, en la mayor parte del programa- nuestras habituales celebraciones y festejos sanfermineros.

En consecuencia, así quedó y se llevó a efecto el programa reducido de nuestros tristes y breves Sanfermines de 2020, teñidos de luto.

Eventos suprimidos

 La Cena de Hermandad, en la noche del día 5, en el patio de nuestro complejo.

 El chupinazo y la chistorrada del día 6, a las doce del mediodía, a continuación del disparo del cohete, frente a nuestra sede.

– Las intervenciones orales, en la Misa y en la verbena que le seguía a continuación, del grupo jotero Voces Navarras.

 El ágape al aire libre con que se obsequiaba a los asistentes a la Misa Navarra.

Actos re-programados

6 de enero, lunes. A las doce en punto del mediodía, y coincidiendo con las campanadas del carillón de nuestra iglesia -y desde el mismo punto desde el que tradicionalmente se dispara el chupinazo-, el párroco, don Samuel Azcona, dirigió una oración por las víctimas de la pandemia del COVID-19. No hubo disparo del cohete tradicional, pero sí se lanzó al cielo un amplio y sentido racimo de oraciones en recuerdo y homenaje a las víctimas y demás ausentes.

A continuación, y por iniciativa de la Comisión de Festejos, se obsequió a los miembros de la Junta con una frugal degustación de chistorra y vino, en la que se observaron todas las normas de seguridad promulgadas: mascarillas, distancia intrapersonal y unos palillos extra largos para evitar la aproximación a los abarrotes.

7 de julio, martes. A las 20 horas se ofició una solemne misa funeral en sufragio y recuerdo de las víctimas del coronavirus. Entre ellas, el P. Pedro Irurzun, ofm, Padre Espiritual de la Real Congregación. Presidió la Eucaristía el Obispo Auxiliar de Madrid, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino. En esta ocasión, y por razones obvias, se renunció a la Misa Navarra cantada por jotas, tradicional el día de San Fermín en nuestra parroquia, y que a tantos fieles, madrileños y navarros, convoca.

Por  parte de la sociedad civil nos honró con su presencia y participación la Presidenta de la Comunidad de Madrid, doña Isabel Díaz Ayuso. A su llegada a templo fue recibida por el Viceprefecto de la Real Congregación, don Amalio de Marichalar y Sáenz de Tejada, Conde de Ripalda. Presentes también el Concejal-Presidente del Distrito de Chamberí, Javier Ramírez Caro, el ex-alcalde de Madrid, don José María Álvarez del Manzano  y otras autoridades y representaciones.

Tras un intercambio de saludos con el obispo oficiante, que recibió a las autoridades en la Sacristía de la parroquia, y tras la celebración de la Eucaristía, en cuyo transcurso se interpretaron los himnos Nacional y de Navarra, seguidos respetuosamente por todos los asistentes, puestos en pie y en posición de firmes. Tanto la parte musical y coral, a cargo del  grupo Alborada, como la decoración floral, fueron aportadas por gentileza de la Asociación Cultural Navarra. También la Concejalía de Chamberí remitió un centro floral ornado con sendas lazadas de las banderas española y de Madrid, en recuerdo a las víctimas de la pandemia.

Al término de la ceremonia, y de nuevo en la Sacristía, se hizo entrega a la Presidenta de la Comunidad de Madrid del Pañuelo Rojo de Honor concedido al pueblo de Madrid por su ejemplar comportamiento con motivo del confinamiento, por iniciativa de las dos asociaciones navarras presentes en el acto: la Real Congregación de San Fermín de los Navarros y la Asociación Cultural Navarra.

Por último, y ya en la Sala Noble de la sede de la RC,  autoridades e invitados fueron obsequiados con un breve ágape en el que todas las raciones estaban envasadas individualmente y servidas en sus platos respectivos a cada uno de los comensales; una característica inédita en este tipo de celebraciones. También en la  parroquia, durante la celebración eucarística, se observaron todas las prescripciones de higiene y aforo establecidas.■